ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

imagen.jpg

¿Cómo aliviar el dolor de las vacunas en bebés y niños? Estas son las recomendaciones de la OMS
Fuente: Propia


Ya vimos hace tiempo que es probable que en un futuro las vacunas no se administren tal y como se hace ahora, inyectando un líquido a través de una aguja, con el consiguiente dolor y molestias en la zona que esto suele acarrear.

Las vacunas son fundamentales y necesarias, pero lo cierto es que los niños llevan bastante mal los pinchazos, y aunque quizá haya algunos que no lloren, lo normal es que se disgusten y nosotros, como padres, también suframos con ellos. Por eso, la OMS hizo públicas una serie de pautas para que la vacunación resulte más agradable para los peques y se minimice el miedo que este momento provoca.

Objetivos: reducir el dolor y la ansiedad

Basándose en un estudio realizado por el Grupo de Expertos de la OMS en asesoramiento estratégico en materia de inmunización (SAGE), la OMS hizo públicas una serie de medidas generales para ayudar a reducir el dolor y el miedo que causa la vacunación entre los niños y sus padres.

Porque nosotros tambien sufrimos cuando les vemos a ellos pasarlo mal, y todo lo que podamos hacer por ayudarles y por minimizar las molestias y la ansiedad que produce la vacunación (tanto durante, como después del pinchazo) debe ser tenido en cuenta.

Las medidas que recomienda la OMS son aplicables a todos los países y edades, y podrían divirse en dos grandes grupos: por un lado hay consejos dirigidos a los profesionales sanitarios, y por otro a los padres de los niños.

Consejos a profesionales

El personal sanitario que va a llevar a cabo la vacunación, deberá tener una actitud calmada y cooperativa. Y es que ya hemos visto en alguna ocasión lo mucho que ayuda a los niños la empatía, la cercanía y el cariño cuando toca enfrentarse a este tipo de situaciones.

Igualmente, es importante tener en cuenta la edad del paciente a la hora de pinchar. Si se trata de un lactante o niño pequeño, es conveniente que su madre, padre o persona que vaya con él le sostenga en brazos mientras le vacunan. Para el resto de pacientes lo mejor es sentarse en la camilla con la espalda recta.

Por otro lado, tampoco se recomienda la aspiración (tirar hacia atrás del émbolo de la jeringa) durante las inyecciones intramusculares, ya que esto puede aumentar el dolor.

Hay vacunas que duelen más que otras, por lo que cuando toque administrar varias vacunas en la misma visita se recomienda que se administren de menor a mayor posibilidad de causar dolor.

Consejos a los padres o cuidadores

Bebe Tomando Pecho

La OMS recomienda que el niño no se quede solo durante la vacunación, y que la persona que le acompaña a consulta permaneza a su lado durante todo el proceso. No olvidemos que permanecer acompañado de sus padres es un derecho del niño que además le ayudará a sentirse seguro y a sobrellevar mejor el momento.

Dar el pecho a los lactantes durante la vacunación o inmediatamente después, pues está desmotrado que la "tetanalgesia" ayuda a que los niños sufran y lloren menos. En varias ocasiones nos hemos hecho eco de esta práctica como una medida más que eficaz para aliviar el dolor y la ansiedad en los niños, tanto en la vacunación, como en extracciones de sangre o incluso intervenciones quirúrgicas.

En los menores de seis años también funciona distraer su atención con juguetes, música o vídeos.

Aunque también hemos visto que los anestésicos locales ayudan a minimizar el dolor en el momento de la vacunación, en líneas generales la OMS no recomienda su uso, debido a su alto coste, las dificultades de suministro que hay en algunos países y el tiempo con el que se debe contar desde su aplicación hasta su efecto.

También los padres nos beneficiamos de estas medidas

Como he comentado más arriba, no cabe duda de que el momento de la vacunación genera ansiedad y miedo también en los padres, pues aunque sabemos que es lo mejor para ellos, nos duele verles llorar y pasar un mal rato.

No en vano, el Dr. Philippe Duclos, asesor superior del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS, señala que "el dolor en el momento de la vacunación es la principal fuente de ansiedad para los cuidadores de los niños", por lo que han considerado importante abordar este tema para que ningún padre retrase o evite la vacunación de sus hijos por causa del dolor.

Por tanto, revisa la cartilla sanitaria de tu peque y si próximamente toca vacunas, ayúdale a pasar por el momento de la mejor forma posible, aplicando estos consejos.

 

fuente:www.bebesymas.com