ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

imagen.jpg

Vacune a su bebé para darle la mejor protección
Fuente: Propia


Las enfermedades prevenibles con vacunas pueden ser muy graves, incluso mortales, especialmente para los bebés y los niños pequeños. Las vacunas ayudan a las defensas naturales del bebé a desarrollar, de un modo seguro, la inmunidad contra estas enfermedades.

La mayoría de los padres de hoy en día nunca han visto personalmente las consecuencias devastadoras que las enfermedades prevenibles con vacunas causan en las familias o la comunidad.

Proteja a su hijo contra enfermedades graves

El sarampión es un ejemplo de lo grave que pueden ser las enfermedades prevenibles con vacunas. El sarampión todavía es una enfermedad común en muchas partes del mundo. Esta enfermedad viral es muy contagiosa y se puede propagar fácilmente. El sarampión puede ser grave y causar neumonía, encefalitis (inflamación del cerebro) e incluso la muerte. Los niños pequeños tienen el riesgo más alto de presentar complicaciones graves por el sarampión.

Mantenga la vacunación de su hijo al día

Es muy importante que su bebé esté al día con las vacunas. La vacuna puede tardar semanas en ayudar al bebé a formar los anticuerpos protectores que combaten las enfermedades, y algunas vacunas requieren varias dosis para brindar la mejor protección. Si espera hasta el momento en que usted considere que el niño podría exponerse a una enfermedad grave, como al empezar a ir a la guardería infantil o durante un brote de una enfermedad, es posible que la vacuna no tenga suficiente tiempo para funcionar.

Por suerte, la mayoría de los padres decide vacunar a sus hijos. No obstante, algunos niños no han recibido todas las vacunas y, por lo tanto, no están completamente protegidos. Es importante que los niños reciban todas las dosis de las vacunas de acuerdo con el calendario de vacunación recomendado. No recibir todas las dosis de una vacuna los hace vulnerables a contraer enfermedades graves.

Por eso es importante asegurarse de que su hijo esté al día con las vacunas. Pregúntele al médico si a su hijo le toca vacunarse. También

Fuente: cdc.gov