ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

imagen.jpg

Día Mundial del Asma: el asma es una enfermedad crónica
Fuente: Propia


El Día Mundial del Asma está respaldada por la organización Global Initiative for Asthma (GINA) y pretende concienciar a la población sobre las molestias que esta enfermedad produce a quien la padece y cómo conseguir una vida sana y sin limitaciones.

Desde sus comienzos, GINA ha desarrollado actividades relacionadas con esta enfermedad crónica en más de 50 países, bajo un lema muy alentador: “Nunca demasiado temprano, nunca demasiado tarde”.

Con esta leyenda, los organizadores pretenden dar a entender que, aunque el asma sea una enfermedad crónica, siempre estás a tiempo de hacer algo y cambiar hábitos, para que la salud de nuestras vías respiratorias sea lo más cualitativa posible.

El control del asma es el objetivo del tratamiento y se puede conseguir en la gran mayoría de los pacientes asmáticos con los cuidados adecuados. 
El asma de una persona está bajo control cuando:

No tiene síntomas de asma como tos por las mañanas o al correr

Puede dormir bien sin despertarte

No necesita medicación de alivio.

No tiene ningún ataque de asma.

Puede hacer todas las actividades deportivas y de tiempo libre que desee.

La sensibilización sobre el medio ambiente

Según GINA, es hora de controlar el asma. Nunca es tarde para sensibilizar a toda la población de la necesidad de cuidar el medio ambiente. Es necesario mantener una calidad de aire, cada vez más limpio, cada vez más puro, cada vez más respirable.

Para ello hay que sacar del tablero a los agentes contaminantes y eso solo se puede conseguir con la concienciación de la población y la colaboración de gobiernos y entidades.

 Nadie está a salvo de padecer enfermedades respiratorias. Muy al contrario, el número de asmáticos va en aumento, precisamente por el tipo de salud ambiental que se vive a nivel planetario, agravado por las emisiones de los países en vías de desarrollo.

Encarándonos con la enfermedad crónica

Aunque estemos lidiando con una enfermedad crónica que afecta a pacientes de todas las edades, es necesario formarlos para que puedan obtener una mejor calidad de vida. En este sentido es importante fomentar una buena relación médico-paciente.

 

Fuente: zenseiapp.com