ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

imagen.jpg

Prevención del cáncer de cuello uterino
Fuente: Propia


¿Qué es la prevención?

La prevención del cáncer es un conjunto de acciones destinadas a reducir la posibilidad de enfermar de cáncer. Al prevenir el cáncer, el número de casos nuevos disminuye en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes que causa el cáncer.

Para evitar que se formen cánceres nuevos, los científicos analizan los factores de riesgo y los factores de protección. Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de tener una enfermedad se llama factor de riesgo; cualquier cosa que disminuya la probabilidad de enfermar de cáncer se llama factor de protección.

Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, mientras que otros no. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo para ciertos tipos de cáncer, pero solo se puede evitar fumar. El ejercicio regular y una alimentación saludable pueden ser factores de protección contra ciertos tipos de cáncer. Es posible que al evitar los factores de riesgo y aumentar los de protección disminuya el riesgo, pero esto no significa que usted no enfermará de cáncer.

Hay diferentes maneras de prevenir el cáncer que están en estudio; por ejemplo, las siguientes:

Cambiar el estilo de vida o los hábitos de alimentación.

Evitar todo lo que se sabe que causa cáncer.

Tomar medicamentos para tratar una afección precancerosa o para evitar que se presente un cáncer.

Información general sobre el cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad por la que se forman células malignas(cáncer) en el cuello uterino. El cuello uterino es el extremo inferior estrecho del útero (el órgano hueco, en forma de pera, donde se forma el feto) y que comunica al útero (canal del parto).

El cáncer de cuello uterino se presenta por lo general de manera lenta con el paso del tiempo. Antes de que aparezca el cáncer, las células del cuello uterino pasan por una serie de cambios por los que comienzan a aparecer células anormales en el tejido cervicouterino. Cuando las células pasan de ser normales a anormales, se llama displasia. Las células anormales del cuello uterino pueden desaparecer sin tratamiento, permanecer iguales o volverse células cancerosas a lo largo de muchos años.

Prevención del cáncer de cuello uterino

PUNTOS IMPORTANTES

Es posible que evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección ayuden a prevenir el cáncer.

Los siguientes son factores de riesgo del cáncer de cuello uterino:

Infección por el virus del papiloma humano

En las mujeres infectadas por el VPH, hay otros factores de riesgo relacionados con aumento del riesgo de cáncer de cuello uterino:

Dar a luz a muchos niños

Usar anticonceptivos orales durante mucho tiempo

Fumar cigarrillos

Los siguientes factores aumentan el riesgo de infección por el VPH:

Sistema inmunitario debilitado

Iniciar la actividad sexual a una edad temprana o tener muchas parejas sexuales

Los siguientes factores de protección pueden disminuir el riesgo de cáncer de cuello uterino:

Evitar la actividad sexual

Vacunarse contra el VPH

Usar barreras de protección durante la actividad sexual

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer se usan para estudiar formas de prevenirlo.

En los ensayos clínicos se estudian nuevas maneras de prevenir el cáncer de cuello uterino.

Es posible que evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección ayuden a prevenir el cáncer.

Evitar los factores de riesgo del cáncer, como fumar, tener sobrepeso y no hacer suficiente ejercicio quizá ayude a prevenir ciertos tipos de cáncer. Es posible que aumentar los factores de protección, como dejar de fumar y hacer ejercicio, también ayude a prevenir algunos tipos de cáncer. Consulte con su médico u otro profesional de atención de la salud sobre las formas de disminuir el riesgo de cáncer.

Los siguientes son factores de riesgo del cáncer de cuello uterino:

 

Infección por el virus del papiloma humano

La infección por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite por el contacto sexual, casi siempre es la causa del cáncer de cuello uterino. Hay más de 80 tipos de virus del papiloma humano, de los que casi 30 tipos pueden infectar el cuello uterino. Los tipos 16 y 18 de VPH son los que se relacionan con mayor frecuencia con este tipo de cáncer.

La mayoría de las veces, el sistema inmunitario del cuerpo puede combatir la infección por el VPH antes de que se forme el cáncer. Solo un número muy pequeño de mujeres infectadas con este virus presentan cáncer de cuello uterino.

En las mujeres infectadas por el VPH, hay otros factores de riesgo relacionados con aumento del riesgo de cáncer de cuello uterino:

Dar a luz a muchos niños

Entre las mujeres infectadas por el VPH, aquellas que tienen siete o más embarazos a término tienen un aumento de riesgo de cáncer de cuello uterino.

 

Usar anticonceptivos orales durante mucho tiempo

Entre las mujeres infectadas por el VPH, aquellas que han usado anticonceptivos orales ("la píldora") entre 5 y 9 años, tienen un riesgo 3 veces mayor de cáncer de cuello uterino que las mujeres que nunca han usado anticonceptivos orales. El riesgo es 4 veces mayor después de 10 años o más de consumo. En las mujeres que dejan de tomar anticonceptivos orales durante un periodo de 10 años, el riesgo de cáncer de cuello uterino vuelve a ser el de una mujer que nunca tomó anticonceptivos orales.

 

Fumar cigarrillos

Entre las mujeres infectadas por el VPH, aquellas que fuman cigarrillos o respiran el humo por exposición pasiva al humo de tabaco tienen un aumento de riesgo de cáncer de cuello uterino. El riesgo aumenta con el número de cigarrillos que se fuman por día y durante cuánto tiempo ha fumado la mujer. En las que todavía fuman o dejaron de fumar el riesgo de displasia de cuello uterino y de cáncer de cuello uterino invasivo aumenta de 2 a 3 veces.

 

Los siguientes factores aumentan el riesgo de infección por el VPH:

Sistema inmunitario debilitado

Tener el sistema inmunitario debilitado por la inmunodepresión aumenta el riesgo de infección por el VPH y de cáncer de cuello uterino. La inmunodepresión debilita la capacidad del cuerpo para combatir infecciones y otras enfermedades.

La inmunodepresión se presenta en las siguientes situaciones:

Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). El VIH causa el SIDA y debilita el sistema inmunitario del cuerpo.

Medicamentos para prevenir el rechazo de un órgano después de un trasplante. Se recetan medicamentos para debilitar el sistema inmunitario de las mujeres que tienen un trasplante de órgano a fin de prevenir el rechazo del órgano.

Las mujeres infectadas por el VIH o que toman medicamentos para prevenir el rechazo del órgano después de un trasplante son menos capaces de combatir la infección por el VPH y tienen un aumento de riesgo de cáncer de cuello uterino.

 

Iniciar la actividad sexual a una edad temprana o tener muchas parejas sexuales

El riesgo de infección por el VPH es mayor en las mujeres que empiezan su actividad sexual antes de los 18 años y en mujeres que han tenido 6 o más parejas sexuales.

 

Los siguientes factores de protección pueden disminuir el riesgo de cáncer de cuello uterino:

Evitar la actividad sexual

Casi todos los casos de cáncer de cuello uterino obedecen a una infección por VPH, que se transmite por actividad sexual. Las mujeres que no son sexualmente activas casi no tienen riesgo de cáncer de cuello uterino.

 

Vacunarse contra el VPH

Las vacunas que protegen contra las infecciones por el VPH reducen en gran medida el riesgo de cáncer de cuello uterino. Estas vacunas no protegen a las mujeres que ya están infectadas por el VPH.

Usar barreras de protección durante la actividad sexual

Algunos de los métodos que se usan para prevenir las enfermedades de transmisión sexual (ETS) disminuyen el riesgo de infección por el VPH. Usar un método anticonceptivo de barrera, como un preservativo o un diafragma, ayuda a protegerse contra las infecciones por el VPH.

Fuente: cancer.gov