ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

imagen.jpg

Protección y diversión: el erotismo en el uso del condón
Fuente: Propia


El uso de un condón no debe suponer disminución de gozo en el encuentro sexual.

El empleo del condón o preservativo siempre ha generado para muchos y muchas algo de resistencia. Pese a que se señala que es el único método para prevenir cualquier tipo de infección sexual, yo sigo escuchando en mi consultorio y en mi programa radial excusas como: "No se siente lo mismo", "es más rico sin condón" o "no pensé que pasaría".

En fin, un montón de excusas para no colocárselo o no exigir que se lo coloquen. La verdad es que parece que las personas ni siquiera creen que pueda ocurrirles algo, así que ni le dan importancia al asunto. "¿Yo infectarme con VIH? ¡Eso no pasará no soy homosexual!" es una de las argumentaciones más ignorantes cuando la realidad indica que cualquiera de nosotros podríamos contagiarnos de una ETS, y solo por no usar un condón a la hora más caliente. Pero para ahondar en este tema, veamos algunos consejos no sólo sobre su uso correcto, sino sobre su uso placentero.

1.- Primero lo primero. Tenemos que familiarizarnos con el condón, es decir no siempre los hombres son los que tienen que comprarlo o llevarlo. Nosotras también podemos ir a una farmacia y comprar los que más nos agraden (por colores, sabores, texturas, etc). Si una no va a la farmacia o no investiga por internet, nunca sabrá la gran variedad de preservativos que existe.

2.- Es bueno recordar que hay que atender la fecha de producción o de caducidad del producto. Para no deteriorarlo, lo mejor es llevarlo en algún lugar donde no se exponga al calor corporal, es decir no en las billeteras ni bolsillos posteriores. Lo mejor es guardarlo en el bolsillo de la camisa, en el caso de los varones; y en el caso de las mujeres, podemos llevarlo en la cartera o en el neceser donde cargamos con los cosméticos.

3.-Asegurarse que este bien colocado.

Por último, es bueno apuntar que lo importante es que ambos disfruten de una vida sexual sana y responsable.

 

Fuente: diariocorreo.pe