ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

imagen.jpg

Cuándo, por qué y quiénes deben hacerse la prueba del VIH
Fuente: Propia


Motivos para hacerse la prueba del VIH

Un 30% de las personas tienen el VIH y lo desconocen

 

¿Sabías que existen un 30% de personas con la infección que no saben que son portadoras del virus?. Ese porcentaje de personas son las causantes del resto de contagios y, además, al desconocer su estado serológico, pueden empeorar su salud de un día para otro si no tratan la enfermedad, que para miles de seropositivos es igual de normal que para los seronegativos gracias a los avances en la medicación. Para prevenir, para cuidarte y para seguir disfrutando de tu vida es importante salir de dudas. Conoce a continuación cuándo, quiénes y por qué debes hacerte la prueba del VIH, causante a largo plazo (sin tratarla) del SIDA.

 

¿Cuándo debo hacerme la prueba del VIH?

Si crees que has mantenido una práctica de riesgo no esperes a realizarte la prueba del VIH: acuda a tu médico o una organización especializada y coméntales tu caso. Allí te explicarán en qué consiste la prueba del VIH y si debes hacerla. Recuerda que es voluntaria y confidencial.

Tras realizarla, un resultado negativo siempre que la persona no haya tenido prácticas de riesgo, es sinónimo de que no se ha infectado.

Si la persona se ha infectado con el virus, el sistema inmunitario tarda un tiempo en producir anticuerpos en una cantidad suficiente como para ser detectados por la prueba, aunque ese tiempo no es igual para todas las personas.

¿Por qué es importante hacerse la prueba del VIH?

Como te comentamos más arriba, cerca del 30% de las personas no sabe que está infectada por el VIH. Más de la mitad de las nuevas infecciones se producen en este grupo de población no diagnosticada, por lo que son responsables de las nuevas transmisiones.

El diagnóstico precoz permite beneficiarse lo antes posible de un seguimiento médico y acceder un tratamiento que te permita vivir con normalidad y que la enfermedad prosiga de VIH a SIDA.
Además permite adoptar medidas para evitar la transmisión del VIH a otras personas.
Las primeras semanas después de la infección la infectividad es muy elevada, por lo que el riesgo se multiplica.
La motivación para realizarse la prueba disminuye al pasar el tiempo desde la posible práctica de riesgo.

¿Quiénes deberían hacerse la prueba del VIH?

 

Cualquier persona puede estar contagiada del virus causante del SIDA, sobre todo si ha tenido prácticas de riesgo, independiente de su estatus social, procedencia, identidad sexual, etc.

Las recomendaciones del Ministerio de Sanidad son las siguientes:
La prueba del VIH está enfocada a todas las personas que lo soliciten
Si estás o piensas quedarte embarazada. La transmisión al bebé en el caso de estar infectada con el VIH puede producirse.
Ante cualquier relación sexual sin protección, penetrativa con personas con o sin VIH.
Si padeces o has padecido alguna Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) como la gonorrea o sífilis.
Si tienes pareja estable y quieres dejar de usar el preservativo.
Si procedes de algún país con una prevalencia del VIH superior al 1%.
Si eres pareja sexual de una persona seropositiva
Si has usado drogas, inyectadas o no (y también tus parejas sexuales).
Si ejerces la prostitución. Parejas sexuales y clientes.
Si es persona heterosexual con más de una pareja sexual en los últimos doce meses.
Si has sufrido una agresión sexual
Si presentas riesgos o síntomas propios de la infección por VIH.
Si has tenido una exposición de riesgo ocupacional del VIH.

Fuente: soydezaragoza.es